La mejor forma de aprender que encontré fue atreverme a vivir y disfrutar de cada paso. Cuando deje de pensar y comencé a sentir todo cambio!!

Deje de coleccionar información en la mente y comencé a experimentar, me atreví practicar las teorías y poco a poco los resultados fueron evidentes.

Si has llegado a este lugar es porque hay algo esperando para ti, confía en tus pasos y disfruta esta experiencia espiritual.